Las grúas industriales tienen la misma función que cualquier otra grúa, es decir, la de elevar y mover de un espacio a otro cualquier tipo carga, gracias a que son máquinas de elevación de movimiento discontinuo, realizan su función gracias a un gancho suspendido integrado a su estructura.

La fuerza mecánica con que funcionan se genera a través del uso de poleas, y su invención se remonta y atribuye a los griegos, que ocuparon las grúas, al igual que hoy día, para la construcción de grandes edificios en que había espacio inaccesibles para los humanos.





Ahora bien, el término “industrial” hace referencia a la función de la grúa, pero sobre todo a la dimensión del proyecto en que se utiliza la máquina. Así, el término engloba a todo un grupo de grúas que se utilizan en los grandes proyectos, cada una de ellas con características específicas y funciones determinadas. Existen las grúas viajeras, las Titán, las grúas torre, grúas flotantes, entre otros.

Así que ahora ya sabes que una grúa industrial es aquella que se usa en grandes proyectos, pero que existen diferentes tipos. Si necesitas rentar una grúa para algún trabajo, piensa antes en lo que requieres y acude con un asesor que pueda recomendarte la máquina más adecuada para los resultados que esperas.